miércoles, 23 de julio de 2014

Las TMNT en el mundo Ninja - Cap. 2 / 3era Parte

Luego de varias semanas de receso inspiracional, las tortugas regresan con más problemas... aventuras, aventuras quiero decir. Esta ves la dialéctica hará estragos contra el pobre Rafael.

Escojan a su gusto el tamaño de la fuente para que sea más cómoda su lectura... ¡y a leer se ha dicho!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La búsqueda inicia 
Cap. 2 - 3ra parte

Cuerpo: 14 16 18

La cuarta gran guerra ninja de la que hablaba Kashi estaba centrada en defender a los bichoos restantes que no habían sido capturados por sus más encarnizados enemigos: los Acatsuki.

_ ¡Oigan! ¿No era ese nombre que Miguel aclamaba todo el tiempo esta semana?

_ ¿En serio, Rafa? Nunca le oí decirlo.

_ ¿Estás seguro, Don?

_ Seguro.

_ ¿Y tú, Leo?

_ ¿Era eso? Creí que se trataba de una nueva expresión de Miguel.

_ Vaya... – replica desanimado. Dirigió su mirada a la última persona con la esperanza de obtener una respuesta positiva – ¿Maestro?

_ Lo siento, Rafael. A veces se me olvida que dejo en el olvido lo que vuestro hermano dice sin sentido.

_ Rayos. Parece que nadie lo recuerda.
Intempestivo, Casey Jones se le acerca.

_ ¿Es que yo soy nadie? – le retruca acongojado.

_ Eh... oh, je, je.

_ Claro, claro – vuelve a decir malhumorado.
Rascándose la nuca, Rafael trata de sonreírle amigablemente.

_ Entonces ¿tú sí recuerdas que Miguel haya pronunciado ese nombre?
Tragándose el enojo, Casey cambia drásticamente su semblante para contestarle.

_ Este... no.

_ ¡¿Y entonces?! – le responde enojado.

_ Es que me sentí excluido, Rafa.
El rostro de cachorrito arrepentido exaspero aún más a la rebelde tortuga.

_ ¡Oh diablos! No me vengas con eso ahora – le dice molesto, mientras Jones remedaba el llanto de un perrito lastimero. Leonardo por poco y no logra detener a su encolerizado hermano.
Con sabias palabras, Splinter baja los humos del exasperado ninja.

_ Ahora, Rafael ¿por qué querías tanto saber si le habíamos oído decir ese nombre?

_ Pues – dijo confundido – no tengo ni la más remota idea, je, je.
El sensei lo miro con sus apacibles ojos y le pregunto:

_ Te has dejado llevar por el momento ¿no es así?

_ Ah... creo que sí. Aunque sigo intrigado.

_ Ahora entiendo.

_ ¿Qué es lo que entiendes, Leo?

_ Lo que tú no comprendes.

_ ¿Y qué es lo que no comprendo? – pregunta molesto.

_ Lo que has estado haciendo...

_ ¡¿Y qué es lo que he estado haciendo?!

_ Inquiriendo.
La expresión de Rafael iba entre la ira y la confusión. Splinter volvió a interceder para aplacar a la inestable tortuga.
Serenado, toma asiento sobre una de las rocas en el campamento y vuelve a entablar conversación.

_ ¡Bah! Siempre que hablas me confundes con tus pocas palabras, Leo.

_ Supongo que he sido poco comprensivo contigo. No obstante tus intenciones han sido mal interpretadas.

_ Ya, Leo. Ve al grano que así tampoco te entiendo.

_ Je, je. Lo que digo es que has querido saber por qué Miguel Ángel aparentemente sabía algo o qué sentido tenía ese nombre para él.

_ Eso... eso ¡Sí, sí! Eso es – afirma Rafael muy animado.



El trio de ninjas locales había escuchado con atención toda la confusa charla. El clonador de cosplayers se rascaba profusamente la cabeza, casi tanto como para que su par femenina desconfiara de que tuviera piojos.

_ Oye, Ramen ¿hace cuánto que no te bañas?
Recuperándose de su estado, el mareado shinobi le contesta.

_ ¿Eh? Oh, Tekura ¿qué ha pasado?

_ ¿Ah? Que te he preguntado desde hace cuánto que no te bañas.

_ Pues... desde que comenzó la guerra...

_ ¡¿Hace dos semanas que no te aseas?! – increpa la señorita toda asqueada.

_ No, no. Que no me has dejado terminar de hablar. Creo que fue luego de concluir con mi entrenamiento en la cascada Espejo de la isla tortuga. Lo normal, a pesar de la guerra: cada domingo sin falta.

_ Ah... ya veo – le responde con asco – ¿no será que te has pescado piojos allí con tanto animal suelto?

_ Eh, no ¿por qué me preguntas eso?

_ ¡Porque te estabas rascando la cabeza a dos manos, mugroso zopenco!

_ Ah, ''eso''. Es que no entendía demasiado que estaban haciendo los sapos con esteroides.

_ Oh, ya veo.

_ ¿En serio, Tekura? ¡¿También piensas que se trataba de un genjutsu?!

_ ¿Cómo?

_ Es que cada vez que me han atrapado con un genjutsu me he sentido así. Pero gracias a tu dulce voz me he librado de él… como siempre lo haces – le contesta el emotivo ninja, tratando de aprovechar la ocasión para darle un beso. Lamentablemente su intento lo deja tieso.



Luego de que acabara toda la enrevesada charla, la intrigada tortuga prosiguió con su plan de investigación.

_ Entonces ¿quiénes son dichos Acatsuki? – le pregunta al maestro de canes.

_ Ellos, mi verde amigo, son una organización que pretende...

_ Dominar el mundo. Ya, ya. Disculpe haberle incomodado con la pregunta.
El maestro de canes quedó mirándole confundido, haciendo que la tortuga se sonrojara.

_ ¿Dominar el mundo? Bueno, no lo habíamos pensado de esa manera.

_ ¿Cómo? Entonces ¿por qué han desatado la guerra mundial?

_ Mundial, mundial… lo que se dice “mundial” me parece un poco excesivo.

_ ¿No nos había dicho que involucraba a todo el mundo ninja?

_ Es que no todos los de este planeta son ninjas.

_ ¡¿Ah?!
Al oír la conversación, el clonador vuelve a caer en estado de confusión.

_ Ja, ja, ja. Lo siento, me he dejado llevar. Solo quería ver la reacción de Ramen. En fin: los Acatsuki, que ahora solamente quedan tres o alguno más perdido, tienen la intención de crear una técnica de proporciones mundiales. Un genjutsu perfecto.

_ ¿Quiere decir que pretenden hipnotizar a todos? Entonces ¿Qué lugar ocupan los bichoos en todo esto? Y a decir verdad ¿Qué son los bichoos?

_ Él es uno de los dos que quedan – le dice Kashi señalando a Miso Ramen.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1 comentario:

  1. Bueno siempre hay alguien que quiere conquistar el mundo jaja. Conque fue eso lo que les cayo a las tortugas "esteroides" jajaja

    ResponderEliminar