domingo, 25 de mayo de 2014

Las TMNT en el mundo Ninja - Cap. 2 / 1era Parte

Luego de un buen tiempo, el capitulo 2 finalmente se da a conocer.
Una entrega dosificada con gran cantidad de condimentos, así que tengan a mano un buen vaso con agua ¡y no digan que no se los advertí! XD


Escojan a su gusto el tamaño de la fuente para que sea más cómoda su lectura... ¡y a leer se ha dicho!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
La búsqueda inicia 
Cap. 2 - 1era parte

Cuerpo: 14 16 18

La noche casi se les escurre de las manos al pasar todo el tiempo intercambiando información, cómo “buenos” ninjas. Gracias a Splinter despertaron temprano esa mañana.

_ ¿Hum? ¿Ya es de día? Cinco minutos más, sensei.

_ Cinco más y serán las once, Rafael.

_ ¿Y ya no sería muy tarde para el desayuno? Esperemos hasta el almuerzo – respondió Ramen somnoliento desde su tienda.

_ ¡Eh! Buena idea ¿Qué le parece, sensei?

_ Bueno, si a ustedes les place podrían esperar hasta la cena.

_ ¡¿La cena?! –replican los dos perezosos al unísono.

_ Excelente idea, Splinter-san.

_ Oh, me alaga, Kashi-dono.

_ ¡¿Cómo?!

_ Entonces ¿reservo su parte para la cena?

_ Hum, no es necesario Donatello. Haremos un almuerzo generoso.

_ ¡¿Qué?!

_ ¡Qué bien! Aprovecharé para comer doble ración de sopa con narutos.

_ ¡¿Tekura?!

_ Déjame algunos, kunoichi.

_ ¡¡¿Kashi sensei?!!

_ ¡Genial! Habrá mayor cantidad de queso en nuestras porciones.

_ ¡¿Leonardo?!

_ Oh, vaya. No lo había pensado de esa manera.

_ ¡¡¿Splinter?!! – exclama Rafael para luego caer desahuciado al igual que Ramen.



La hora del almuerzo llegó, y los pobres agobiados sin su parte no quedaron. Mientras comían, Rafa de pronto recordó que faltaba alguien.

_ ¡Oigan! ¿y Jones?

_ Es cierto ¿a dónde habrá ido a parar?

_ Creo que pronto lo sabremos –replica Splinter al ver que el desaparecido se acercaba a ellos desde donde estaba el volcán Fantástico.
Con pasos temblorosos, el desalineado avanzaba hacía ellos. Instintivamente, Ramen se interpuso en su camino pensando que se trataba de un enemigo. Invocando a un par de cosplayers, inició el “cocasengan”. No obstante, el joven cayó rendido ante este. April, que ni había notado su ausencia hasta ese momento, ahora corría a su encuentro.

_ ¡Jones! ¿Dónde te habías metido?

_ ¿Ah? ¿Lo conoces?

_ Claro que sí ¡es mi Casey! – dice O´Neil que apachurra al ya inconsciente guerrero.

_ ¿Mi Casey? ¿Desde cuándo ella volvió a tenerle tanto aprecio? – se pregunta Rafael.
Una sórdida cachetada fue su respuesta. El antes dormido Jones ahora despertaba enérgico como si ni estuviera en estado de inanición.

_ ¿Qué? ¿Cómo? ¿A qué hora? ¿Comer?

_ ¡¡Casey!!

_ Oh… ¡Oh! ¿April?

_ ¡Hola mi amor!

_ ¿Eh?

_ Aquí te tengo comida. Come – le dice la chica mientras le introduce una porción de pizza a la boca, que a duras penas pudo tragar.

_ ¡Glup! G-gracias, April.
Mirando la escena, Ramen suspira con tristeza.

_ Bah. Como me gustaría que Tekura me diera de comer. Si no fuera por ese Sake…

_ ¿Quieres comer? ¡Toma!– le sorprende la kunoichi estampándole un gigantesco rollo de naruto en la cara que lo hizo volar muy lejos. Las tortugas miraban boquiabiertas todo lo que iba ocurriendo mientras Kashi y Splinter compartían tranquilos una taza de té verde chino.



Pocas horas después, con los estómagos repletos, el grupo se prepara para hacer algo más constructivo. En la noche pasada descubrieron quienes eran cada uno y el porqué de su llegada a su mundo. Donatello, igualmente, seguía un tanto incomodo al ver el mundo que los rodeaba.

_ No quiero parecer grosero, pero las circunstancias me llevan a creer que este universo es de lo más peculiar.

_ ¿Por qué lo dices, Don?

_ Nuestros amigos aquí presentes son humanos normales.

_ ¡Eh! ¿Crees que yo soy normal? – pregunta Ramen contrariado.

_ No. Ya sabemos que eres “especial”.

_ ¿Hum? Oh, gracias Tekura.

_ Eh… ¿de nada?

_ Ejem – interrumpe Donatello – cómo iba diciendo, por lo que he visto hasta ahora sus habitantes parecen ser seres similares a los humanos en nuestro mundo. No obstante, el ecosistema que les rodea presenta singularidades únicas e increíbles.

_ ¿Lo dices por el volcán?

_ Así es, Leo. Pero también por eso de allí – señala la tortuga en dirección a una gran criatura que venía saltando por el bosque.

_ ¡¿Pero qué diantres?! – exclama Casey Jones al ver la enorme rana que se les aproximaba.
Tomando posiciones, los tres hermanos y el enmascarado se alistan para recibir al anfibio.

_ ¡Hey! ¡Tanto tiempo, Rinran-chan!
Los visitantes no podían creer que la rana era un aliado suyo. Volviendo a sus lugares, se sentaron esperando a que otra situación extraña sucediera.

_ ¡Hola, Ramen!

_ Ya ¡¿habla también?! – se pregunta Rafael.

_ ¿Ah? Claro que lo hace ¿por qué no lo haría? Mírense ustedes ¿no son sapos parlantes también?

_ ¡Que somos las Tortugas Ninjas, “sopa”! Y… sí. Tienes razón – replica Rafa avergonzado.

_ ¡Ja, ja, ja, ja, ja! Pero si te has puesto rojo como un sapo venenoso.

_ Bah.

_ Je, je. Bueno ¿Qué mensaje me traes, Rinran-chan?

_ Aquí lo tienes – y la rana le pasa el rollo que llevaba a sus espaldas, el cual media dos metros de largo y tenía su buen peso.

_ Esto se pone cada vez más interesante ¿no lo crees, Don? – le pregunta Rafa a su atónito hermano.
El ninja cosplayer permaneció largo rato leyendo el pergamino.

_ Y ¿Qué dice, Ramen? ¿No ves que nos tienes al vilo?

_ ¿Al qué, Tekura?

_ ¡Ay! Trae eso para acá – y la kunoichi le arrebata el rollo. Su rostro se ensombreció al leer el contenido. Con aires de preocupación, dijo: _ Raruchimaru ha capturado a su hermano, amigos.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1 comentario:

  1. Bueno para retomar la lectura me lei esta parte de nuevo jeje

    ResponderEliminar